PUBLICACIONES
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

¿Qué Papel Esta Jugando “La Primera Línea” En Colombia?

Desde el inicio del paro nacional muchos han sido los temas que han salido a relucir. Aunque la mayoría sean mayormente desde el desconocimiento, existen fenómenos que llaman mucho la atención. Por esta vez, hablaremos de las características simbólicas del paro, que si bien, no surgieron con las jornadas de este año, si tuvieron una mayor representación y tomaron una gran parte de la atención de los medios de comunicación dejando varias imágenes llamativas de la colectividad.

Así, la llamada “primera línea”, que comenzaron a aparecer en el marco del Paro Nacional en el 2019 y se dio a conocer principalmente como un grupo espontáneo y pacífico, de universidades públicas, y que ahora están mucho más fortalecidas, van más allá de una organización y son más como un concepto. El termino no hace solo referencia a Colombia puesto que en países latinoamericanos, con contextos similares, acuñaron el termino. Sin embargo, en el caso especifico, tiene que ver con las personas que están más cerca a los escuadrones móviles antidisturbios (Esmad) cuando este está lanzando bombas aturdidoras o gases lacrimógenos contra manifestantes.

Por un lado, en esencia, todos quienes hacen parte de esto (jóvenes en su mayoría), han surgido de diferentes procesos, concentraciones y colectivos. Pero aquí es donde entra la encrucijada del tema, puesto que no estamos hablando de un mismo grupo con la misma dinámica y el mismo fin.

Por otro lado, existen peculiaridades muy simbólicas de este grupo:  el uso de capuchas o pañuelos para cubrirse la cara. Y aquí es donde entra la descripción por parte de las autoridades y el gobierno, quienes concluyeron, a partir de las observaciones en terreno, que es un grupo con rasgos criminales y que se viene gestando hace más de dos años. Frente a esta situación, es difícil garantizar que los jóvenes, con capuchas y escudos, no vayan a estar envueltos en algún tipo de enfrentamiento con la fuerza publica puesto que, algo que si no cobija el derecho de la protesta pacifica es el vandalismo.

No hay que olvidar que, desde el inicio de las manifestaciones, muchos fueron los activistas que denunciaron los diferentes hechos vandálicos que se venían presentando en las diferentes regiones del país. De hecho, recientemente, se han visto grandes declaraciones a cerca de posibles escuelas clandestinas de formación al servicio de la “primera línea” o algunos audios que se han filtrado sobre planes violentos que tendría este grupo el 20 de julio, día de la independencia nacional.

Hay algo que si está claro y es que algunas acciones violentas no son espontáneas, y el caso más denigrante, son las pruebas que circulan a nivel nacional sobre adoctrinamiento de menores de edad. Esta modalidad de instrumentalización de niños y adolescentes ha sido denominada por las autoridades como “estrategia de sostenimiento del inconformismo y rechazo hacia el Gobierno e instituciones”.

Esto sin duda, es un nuevo fenómeno con mucha tela por cortar. No hay que generalizar pero si se debe hacer todo lo posible por esclarecer y judicializar a aquellos que utilizan el instrumento legal y legitimo de protesta pacifica como un escudo para transgredir y delinquir.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?