Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Luces y sombras de una inédita campaña digital: Elecciones bolivianas en su recta final

El próximo domingo 18 de octubre, Bolivia, en medio de una crisis sanitaria producto del Covid-19, celebrará sus elecciones generales, las mismas que definirán el destino y el rumbo del país durante los próximos 5 años.

Lo primero que se espera de este proceso, es que no se repita lo que sucedió en octubre del año pasado, donde se presume hubo una votación fraudulenta, que todavía se encuentra bajo investigación, pero que motivó a la forzosa salida del entonces presidente Evo Morales y un gran número de enfrentamientos y manifestaciones.

Tras todos estos incidentes y después de haber postergado en dos ocasiones la elección por lo sucedido con la pandemia, se presentan hasta 8 candidaturas que aspiran llegar al poder y consolidar así su ansiada victoria.

Entre los candidatos tenemos al ex Ministro de Economía Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo más conocido por sus siglas “MAS” que dicho sea de paso es el candidato del partido del ex presidente Evo Morales, asimismo a Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, a Luis Fernando Camacho del partido Creemos, a Chi Hyun Chung  del Frente para la Victoria también conocido por sus siglas “FPV”, a Jorge Tuto Quiroga de la alianza Libre 21, por  otro lado a María Bayá del partido Acción Democrática Nacionalista conocido por sus famosas siglas “ADN” y finalmente a Feliciano Mamani del Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL).

Dentro de toda esta larga lista de diferentes matices y personajes, hay dos candidatos que según los últimos sondeos se perfilan como los favoritos. Lidera en ese sentido la intención de voto el economista Luis Arce, seguido por el periodista Carlos Mesa quien en efecto ya ha sido presidente del país en mención. Sin embargo, según un estudio realizado por la Fundación Jubileo el primero ganaría la elección en primera vuelta, esto por la amplia diferencia existente entre ambos.

Recordemos que, según la legislación boliviana, para ser declarado presidente electo, el candidato debe obtener el 50 por ciento más uno de los votos, o de lo contrario debería lograr mínimo un 40 por ciento, pero con una diferencia mínimo de 10 puntos con respecto al candidato que lo sigue en la posición. De no ser así, pasarían a una segunda vuelta los dos candidatos más votados.

Tras la coyuntura que vivimos todos los candidatos se han visto animados a sumarse al lanzamiento digital, a una fuerte campaña por redes sociales, donde el valor y la relevancia que ha tomado para estos comicios el plano y la implementación digital son fundamentales para concretar una contundente victoria.

El órgano electoral responsable ha anunciado que todos los actos deben llevarse con las medidas de seguridad sanitaria y que las votaciones deben transcurrir con precaución.

Quedaremos expectantes, y seguiremos en este arduo análisis de esta fiesta electoral que ya ha ingresado en su recta final.

Deysi Varillas Salazar

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?