Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Perfil del promotor político de campo

Por: Roberto Amadeo Bazán

Para el trabajo político en el campo social es trascendental la presencia del promotor político, de su trabajo de base depende mucho el que las convocatorias, que luego se traducen en mítines y votos, sean movilizadas con convicción promovidas por el promotor político de campo.

El trabajo del promotor embestido de mística, sin ninguna pizca de pensamientos fascistas ni macartistas, lo convierten en una persona dialogante que sabe escuchar  y hacer pedagogía política para que su interlocutor aprenda a discernir.

El trabajo de campo es atractivo pero también, a su vez, bastante pesado y hasta agotador. Por eso ya expresamos anteriormente que el promotor político de campo puede ser remunerado o no, lo que no debe faltarle para su trabajo sin limitaciones es una dieta que cubra sus pasajes, alimentación, un sencillo para su refrigerio y “alguito para la casa”. El monto tiene que ser ponderado por la organización política de acuerdo a la zona de trabajo.

Sugerencias para identificar el perfil del promotor político de campo. Sugiero que en la entrevista esté presente el Jefe de Campaña acompañado de un psicólogo para plantear las preguntas y observar las reacciones de quien tendrá la responsabilidad de llevar el mensaje del candidato.

  • Persona con rostro carismático.
  • Locuaz sin apego al chisme.
  • Debe saber trasmitir lo necesario sin ser un hablantín deslenguado.
  • Sin historial negativo en la zona de trabajo.
  • Firme en su convicción respecto a la propuesta del candidato.
  • Con visión de país.
  • Con conocimiento pedagógico o didáctico.
  • Que sepa o tenga idea del juego de ajedrez (no condicional).
  • Que sepa cuidar su imagen y participe de reuniones sociales o festivas sin promover borracheras.
  • Que sepa discernir entre la mentira y la verdad.
  • Que sea respetuoso de la línea de mando.
  • Respetuoso a otras ideas que no sean las suyas, sin embargo debe saber dejar la interrogante.
  • Que le guste leer y compartir sus lecturas.
  • Sin ser un líder, que sea un gran organizador.
  • Motivador de sueños pero centrado en la realidad.
  • Que sepa identificar avances que permitan aterrizar a los discursos del candidato.
  • Que sepa identificar la opinión favorable de los interlocutores sin influencias manipuladoras.
  • En la conversación con los ciudadanos votantes la conversación no debe ser mayor a 20 minutos para no ser cansado.
  • Debe conocer sus limitaciones, si lo invitan a una reunión donde habrá exposiciones es mejor que informe al Jefe de Campaña para que decida quién será el expositor.
  • No debe creerse en lo que no es ni ofrecer cosas que no están en su decisión.

El promotor político de campo es como los ejes del carro del candidato, si las acciones y propuestas de la organización política son histórica y políticamente honestas (como sus dos llantas), el promotor político de campo también tiene que ir en esa dirección buscando que convencer a los votantes que sellaran el futuro del candidato.

En el próximo artículo trataremos sobre la Capacitación al promotor político de campo y las reglas de su trabajo.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?