PUBLICACIONES
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Una década al frente del poder: Mark Rutte vuelve a ser electo como Primer Ministro en Países Bajos

Mark Rutte logra tres diputados más para los liberales del VVD y obtiene 36 escaños, confirmándose como el partido más grande del Parlamento holandés. Le sigue con 24 escaños el progresista D66, que lidera Sigrid Kaag, una diplomática convertida en esta campaña en la mujer más influyente de la política neerlandesa, tras destacar con sus visiones en los debates de la campaña. Se configura cómo la socia principal de Mark Rutte, desde su ferviente defensa de la Unión Europea y del euro, contra la postura mantenida por el liberal durante estos años cada vez que se hablaba de transferencia de fondos a Bruselas.

Quien se ha visto arrebatado de su puesto como segundo partido más grande del Congreso es el ultraderechista Geert Wilders, que se desplaza a la tercera posición, con 17 escaños, seguido de los demócratas cristianos (CDA) con 14 diputados, en un golpe de imagen para este partido, que confió su candidatura al ministro de Finanzas, Wopke Hoekstra, recordado en el sur como el ministro que pidió a la Comisión Europea que investigara por qué estos países no tenían las cuentas en orden, mientras pedían eurobonos y fondos de reconstrucción basados en transferencias, y no préstamos.

Con el 63% de los votos escrutados, los verdes y el partido socialista pierden seis escaños y se quedan con ocho, los socialdemócratas se quedan con sus nueve diputados, mientras que la ultraderecha Foro para la Democracia (FvD), de Thierry Baudet, asalta el Parlamento con 8 escaños, seis más que ahora. Al final, 16 partidos se han hecho hueco en esta Cámara, con cuatro novedades: el pro-europeo Volt, que entró a lo grande con cuatro escaños, la ultraderecha JA21 (escisión de FvD), con 3 escaños, y acceden con un diputado el partido antirracista Bij1 y el de los granjeros BBB.

Pero la gran victoria es, sin duda, la de Rutte, que no perdió la sonrisa cuando marchó a entregar su carta de dimisión al rey Guillermo Alejandro a mediados de enero. Le acudió a ver montado en su bicicleta tras una rueda de prensa en La Haya en la que asumió responsabilidades por el papel de la Agencia Tributaria, que acusó a decenas de miles de familias -en su mayoría holandeses de origen extranjero- de fraude fiscal con unas ayudas que habían recibido para pagar la guardería de sus hijos. No había fundamento para esas acusaciones, que sacaron a la luz la discriminación institucional que sacó los colores al Gobierno.

El caso le estalló en la cara a Rutte y a todo su equipo. Le obligó a poner fin prematuro a su tercera legislatura, pero renunció sabiéndose popular en las encuestas y con muchas posibilidades de volver por la puerta grande y con todas las de la ley un par de meses después, en las elecciones generales que legitimarían ahora una cuarta legislatura. Fue una jugada inteligente: el tema no ocupó prácticamente un hueco en los debates electorales o en la campaña, y tampoco le pasó factura en las urnas, porque volvió a llevar al liberal VVD a la cima: es el partido más grande del Congreso.

Y precisamente de dinero habló Rutte cuando acudió a votar. Dado que las encuestas ya le daban una victoria mayoritaria, aunque no suficiente como para gobernar en solitario, Rutte consideró que, durante la jornada electoral, “la pregunta principal sobre la mesa es quién puede liderar mejor este país” a lo largo de los meses que faltan de pandemia y “reconstruir el país” en algún momento del futuro, cuando el coronavirus ya no exija restringir la movilidad y se pueda recuperar la normalidad. Reconoció que, como al resto del mundo y la Unión Europea, Países Bajos ha “sido fuertemente golpeada” por la pandemia.

El mayor reto: La Pandemia

Acudió a votar solo, trajeado, con rostro de agotamiento y montado en su amada bicicleta, aunque se dejó parte de la humildad en casa. “Estoy muy orgulloso de lo logrado en los últimos diez años. No tanto de mí mismo, sino de lo que hemos conseguido colectivamente como país”, dijo a la prensa en un inglés cada vez más secuestrado por el acento neerlandés, un declive lingüístico sonoro que está siendo notable durante el último año.

“Somos la economía con mejor desempeño en toda Europa, incluso más que el Reino Unido, Noruega y Suiza”, celebró el liberal sobre un logro que le tuvo a él a la cabeza desde que llegó al poder en 2010. Llegó como Rutte I, y repitió en 2012 y 2017 como Rutte II y III, con tres gobiernos sucesivos en los que se alió con partidos de todos los colores: los demócratas cristianos, la ultraderecha, los socialdemócratas, los progresistas y Unión Cristiana.

Rutte tenía todas las de perder antes de la pandemia, su popularidad había sufrido un fuerte golpe y se había convertido en lo mismo de siempre después de tantos años en La Haya, pero el coronavirus salvó su futuro político. Tras perfilarse este año como un gestor ideal de crisis, Rutte aseguró que, de cara al futuro, tiene algo más que ofrecer a Países Bajos que ese rol. Enfatizó que es importante definir “lo que hay que hacer después de esta crisis, cómo reconstruir la economía y los negocios, el sector sanitario, y ver cómo asegurarse de que la clase media y las pymes tengan una reducción impositiva” y se consideró el único primer ministro capaz de esa tarea.

Se abre ahora una etapa de negociaciones intensa en la que Rutte, como ganador, tendrá que volver a poner en práctica sus artes camaleónicas y sentar a la mesa a varios partidos dispuestos a ceder a algunas de sus promesas electorales e ideológicas para formar una coalición que dirija el país durante los próximos 4 años. Rutte IV tendrá el reto de sobrevivir a la pandemia.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?