Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Lucha de poderes 1

SERIE: LUCHA DE PODERES

Capitulo 1:

Ejecutivo vs legislativo

“No nos pueden marcar la agenda” repetían los parlamentarios de una nación llamada Perú, en Latinoamerica. En esta miniserie Lucha de Poderes analizaremos quien es el actor político más poderoso y preparado en el marco de la campaña perpetua.

Este artículo se inspira en una frase repetida en el Congreso de la República del Perú, por diversos parlamentarios.

Analizaré de una forma sucinta por qué razón el ejecutivo le pone la agenda al Congreso de la República. Y porque razón, siempre, siempre; un enfrentamiento entre el ejecutivo y legislativo lo ganará el ejecutivo.

Al menos en una situación de confrontación, este axioma político se aplica siempre y cuando se cumplan dos condiciones:

  1. No sea una forma de gobierno parlamentaria.
  2. Realidades Latinoamericanas.

Para efectos de nuestro análisis debemos de considerar en este juego político las características de cada jugador político en el marco de las 5 variables de la lucha política bajo el concepto de la Campaña perpetua.

Variables de la lucha política

  1. Estrategia política definida
  2. Dirección jerárquica de mando (War Room)
  3. Presupuesto para la lucha política
  4. Capacidad de respuesta operativa en caso de ataque.
  5. Flexibilidad para campaña de frentes paralelos.

Bien, estas 5 variables de la lucha política las vamos a comparar y analizar una por una para los actores.

Tabla N1Lucha de poderes 1 1

Análisis de las Variables:

Variable 1: Estrategia política definida.

El Congreso de la República no es un espacio que tenga una estrategia política definida, como sí lo es la Presidencia de la República.

Razón 1: El Congreso de la República es plural, su dinámica funciona en base a las negociaciones y consensos, todos los partidos políticos están presentes, por lo tanto tienen varias estrategias políticas, las cuales pujan entre sí con la finalidad de imponerse, y lograr así poder llegar a la Presidencia, poderes locales u otras instancias parlamentarias.

Mientras que la Presidencia de la República tiene a la mano asesores políticos, asesores de medios, asesores de inteligencia, que permiten condiciones para una estrategia política definida.

Razón 2: Por necesidad, la Presidencia de la República hace un análisis de riesgos a los activos críticos nacionales, entre los cuales la Figura presidencial es uno de los activos críticos más importantes, entre los riesgos se consideran a los enemigos internos, pugnas internas que pueden estar considerando el Congreso de la República como un factor de riesgo, mientras que el Congreso de la República no tiene ni el personal, ni perspectiva para hacerlo y más aún. No es su función.

Variable 2: Dirección Jerárquica de Mando (War Room)

La presidencia de la República, tiene como condición obligatoria la creación de una cadena de mando jerárquica para que pueda ser administrada correctamente, lo que le permite crear un War Room para ejecutar la estrategia política profesional; mientras que en el Congreso de la República no podría crear un War Room, porque expondría fines perversos.

Razón 1: El War Room, que es connatural a la jerarquía de la Presidencia de la República, lo podría dirigir un estratega político nacional o internacional contratado, o una persona del servicio de inteligencia interior; eso le da una ventaja abismal en un enfrentamiento contra el ejecutivo, porque estaría alerta 24/7 en todos los frentes de campaña en Gobierno, así como estaría enfocado en liderar la agenda, enmarcando el debate político con mensajes y ataques indirectos o indirectos; dependiendo de la naturaleza de la coyuntura.

Razón 2: El Congreso de la República, si intentara formar un War Room, podría ser solo contratando personal de asesores, los cuales pueden ser observados realizando funciones que no están en sus contratos y con esto serían víctima de ataques políticos sostenidos.

Variable 3: Presupuesto para la lucha política

La Presidencia de la República, tiene el control de los recursos nacionales, utilizados inteligentemente pueden ser inversiones legítimas y legales que destruyan a enemigos políticos, como la lucha contra la corrupción, impulsar una causa ambientalista, etc. Por el contrario el Congreso de la República solo tiene capacidad de pagar gastos corrientes y básicos, los cuales son auditables contablemente, y si no los administra correctamente pueden generarles problemas mayores.

Razón 1: El dinero es muy importante en una lucha política, definitivamente es un factor clave para poder determinar qué actor es más fuerte, en comparación entre una Presidencia de la República y un Congreso de la República, la Presidencia de la República tiene toda la ventaja.

Razón 2: El Congreso de la República a pesar de que controla un pequeño presupuesto autónomo, no solo no es suficiente en cantidad, sino que un uso equivocado no resistirá una auditoría, mientras que una auditoría a la Presidencia de la República es poco probable o inviable.

Variable 4: Capacidad de respuesta Operativa en caso de ataque

La capacidad de la Presidencia de la República al ser el actor político que tiene la mayor ventaja, presupuesto y poder es múltiple.

Razón 1: El Congreso de la República tiene una capacidad de respuesta limitada, se limita a la defensa que puedan hacer sus congresistas o parlamentarios y es una respuesta fragmentada, porque nunca irá por un solo lado, es casi improbable que cientos de personas (Congresistas) en condiciones perfectas se defiendan como si fueran una persona, son fácilmente manipulables por sus enemigos.

Razón 2: La capacidad de respuesta del ejecutivo es infinita, desde medios contratados, artistas que son parte de un programa de Gobierno, gobernadores, colectivos aliados, ongs, etc. La posición de defensa (Presidencia de la República) en el marco te la teoría de la lucha política tiene toda la ventaja.

Variable 5: Flexibilidad para campaña de frentes paralelos.

Los frentes paralelos, es poder luchar en medios, redes y calles, el Congreso de la República no tiene capacidad de luchar frentes paralelos, por su ausencia de War Room, estrategia política y presupuesto; mientras que la Presidencia de la República, sí.

Razón 1: El Congreso de la República al no tener ni estrategia, ni War Room, no podría realizar una estrategia múltiple en frentes paralelos; su naturaleza cortesana en base a la pluralidad se centra en la negociación, negociación que se basa en estrategias múltiples. Es imposible que el Congreso de la República pueda usar bien este insumo.

Razón 2: La Presidencia de la República, al tener un ejecutivo (Ministerios) y órganos independientes suman decenas o centenas de unidades operativas, puede luchar efectivamente en múltiples territorios, frentes y espacios; por lo que la campaña de frentes paralelos es una gran ventaja para este actor.

Conclusiones del análisis

Primera.- La presidencia de la República siempre tendrá ventaja en una confrontación política con el Congreso de la República, este último, un actor no preparado para la lucha política. Una estrategia desde el Congreso siempre perderá, quien diseñe una estrategia desde este espacio de poder desconoce las leyes de la estrategia.

Segunda.- Exigir que la Presidencia de la República no ponga la agenda al Congreso de la República es inútil, la Presidencia de la República no solamente sí puede poner la agenda, sino que si dentro de su análisis está que sea rentable probablemente lo hará.

Tercera.- La Presidencia de la República es el actor más competitivo en la lucha política en el marco de la campaña perpetua.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?