Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

“Méxicovid” y elecciones 10 retos para superar el virus en campaña

¿Hacia dónde van las campañas políticas ante la contingencia por el COVID-19? Es una pregunta que empieza a recorrer las mentes de los consultores y que cada vez está más latente dentro de la opinión pública en México y en el mundo.

Los modelos predictivos del comportamiento del virus, anticipan una epidemia larga, por lo menos hasta la llegada de las primeras vacunas o medicamentos para su tratamiento. De modo que veremos a precandidatos, en lo que resta del 2020 y candidatos en el primer semestre del 2021, llevar el hábito de la nueva normalidad en sus actos políticos.

En septiembre de este año, iniciará en México el proceso electoral 2020-2021, el más grande de la historia del país, que llevará a 95 millones de electores a emitir su voto para elegir a 3 mil 538 representantes populares. Seguramente la jornada electoral del 6 de junio de 2021 meterá en aprietos a muchos políticos, quienes no deben dejar en manos de la improvisación el diseño de su campaña.

Por eso, en tiempos de COVID-19, lo mejor es entender 10 retos clave para superar el virus en campaña política.

1. Entender la crisis para enfrentarla

Si bien una crisis no se puede evitar, sí se pueden minimizar sus impactos negativos. Es importante comprender el escenario disruptivo que se avecina para hacer política. Mayor sensibilidad, creatividad y madurez política serán indispensables para entender que las prioridades del electorado están cambiando y por tanto no se pueden ofrecer las mismas propuestas de siempre.

2. Preparar estrategia contra reloj

Hoy más que nunca, el candidato y su equipo de campaña deben anticipar el futuro. A través de una visión global, se puede avanzar en el establecimiento de objetivos medibles, el diseño del mensaje, la integración de un equipo sólido de especialistas y voluntarios, la identificación de stakeholders y contrincantes, así como la aproximación del presupuesto de campaña. El proceso electoral está a la vuelta de la esquina y no hay tiempo que perder.

3. Pensar en la campaña silenciosa, asumiendo los riesgos

No es desconocido que muchos políticos aprovechan estas coyunturas, para hacer una promoción personalizada. Se vale liderar una cruzada de apoyos para la gente más vulnerable, o capitalizar el descontento hacia cualquier gobierno en turno siempre y cuando se atienda con mente fría y estratégica. Si se conoce la normativa electoral, la campaña sumará más aciertos que riesgos; se podrán evitar sanciones y se alistará el escenario para las siguientes etapas de campaña.

4. Fortalecer liderazgo del candidato

En contextos de crisis, es imposible concebir a la política sin líderes. El electorado, requiere de una persona con quien se identifique y que muestre actitudes que lo represente. De acuerdo con R. Michels, algunas aproximaciones a los rasgos del liderazgo, son el talento oratorio, la solidez ideológica, y la confianza en sí mismo. Piensa cuáles son las características más sobresalientes como líder de tu candidato (a) para explotarlas y lograr los propósitos de campaña.

5. Trabajar en un Plan de Imagen Pública

Nadie es dueño de su imagen, pero sí es posible enviar los estímulos correctos para que el candidato persuada, genere mayor empatía y termine de gustar. ¿Qué mensaje comunica su imagen física? ¿Su oratoria y lenguaje corporal generan confianza? ¿Hay coherencia en lo que proyecta frente a medios de comunicación? ¿Cómo lo percibe el electorado? Recuerda que percepción es realidad, por lo que se debe priorizar la  vinculación entre el liderazgo e imagen como parte de la consultoría política.

6. Implementar Comunicación Asertiva

Muchas veces, la compleja labor de Comunicación Política se deja en manos de inexpertos, sin la adecuada formación. Por eso, ten en mente el diseño no solo de un Plan de Comunicación, sino de un Plan de Comunicación Asertiva para articular un mensaje que movilice. ¿Qué digo? ¿cuándo lo digo? ¿para quiénes y cómo lo digo? Hoy más que nunca, será importante comunicar de forma correcta, ya que probablemente se reducirán las oportunidades de contacto tradicional entre el candidato y el electorado. Recuerden que el silencio también comunica.

7. Definir canales para conectar con audiencias

Frente al COVID-19, el uso de los espacios públicos cambia y la distancia social se acrecenta. Aquí, las y los consultores deben preguntarse ¿cómo se puede reformular la proxemia de los candidatos con las audiencias? ¿Cómo reforzar su liderazgo o cercanía si posiblemente ya no habrá el contacto físico como el saludo de mano, el beso o el abrazo? Sin duda, las plataformas online cobrarán relevancia en esta época, sin embargo, no olviden que existen zonas con altos índices de vulnerabilidad en donde la brecha digital aún es mayúscula. Ahí es donde está el gran reto.

8. Formular políticas públicas coyunturales

Entender qué les preocupa a los votantes, permitirá al candidato diagnosticar los grandes problemas actuales de la agenda nacional, para diseñar políticas públicas de la mano de expertos, que hagan frente a los estragos de la pandemia. Más allá de robustecer al sistema de salud, se debe considerar el fomento al empleo y el apoyo a emprendedores, en la toma de decisiones.

9. Acercarse a expertos

Podemos ganar campañas, pero no elecciones. Por tanto, rodéate de las y los profesionales necesarios que lleven el mensaje adecuado al electorado y lo movilice a las urnas. La improvisación puede ser el error más costoso en periodos que exigen soluciones convincentes, para inspirar confianza y credibilidad. En un contexto donde las audiencias son más activas que pasivas, es fundamental aplicar las mejores prácticas de la consultoría política, basadas en el análisis y la estrategia.

10. Estar preparado

El potencial de un candidato político descansa en sus atributos personales y en las directrices estratégicas de su equipo de campaña. Ambos deberán estar preparados para construir el mejor producto político, que proyecte al mejor candidato, con la mejor propuesta, la mejor campaña y por supuesto cuente con la mejor operación política para ganar.

En el nuevo “Méxicovid” que entrará en periodo electoral, el reto mayor para cualquier consultor político será la articulación de una campaña que en medio del caos, alcance el triunfo rotundo.

Natalia Flores Delgadillo

Licenciada en Ciencias de la Comunicación con Mención Honorífica por la UNAM. Consultora Política certificada por el Colegio de Imagen Pública. Cuenta con experiencia en campañas electorales en la Ciudad de México. Colaboró en Comunicación Digital en el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA). Actualmente es Jefa de Unidad Departamental de Comunicación en Alcaldía Tlalpan, CDMX.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?