Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

El Exceso de Táctica

Fuerza Popular, un coloso que no supo manejar su poder. En su momento FP fue el poder político más importante del país y ahora se enfrenta a una crisis de exceso de poder.

Así como es difícil luchar, cuando se tiene poco, es también difícil luchar cuando se tiene mucho, repito lo que he predicado en cada cátedra y púlpito. La estrategia es el factor más importante para la ejecución de una proyección política.

Aunque FP es muy bueno a nivel táctico, su mayor efectividad proviene de la herencia de Alberto Fujimori, muy eficaz para solucionar problemas, mas poco eficiente a la hora de proyectarse a futuros.

Fuerza Popular es un competidor duro, un luchador político férreo, pero cometió el error de no crear un ideario principista básico, una escuela política  de formación de cuadros, si hubiera pensado en esto el 2006 tendría ahora curtidos dirigentes que podrían ser parte de una élite política nacional de primera, veteranos de cinco procesos electorales: tres regionales y dos presidenciales, no tendría el problema que tiene hoy, tener que hacer uso del clientelismo para movilizar a su gente, el clientelismo habría sido reemplazado por la fe, la convicción y la doctrina; tendría a su gente luchando en la calle por sus líderes y no tuviera que contratar mercenarios. Fuerza Popular sobreestimó al Apra y siguió su ejemplo, el del lobby, cuando debió de seguir el ejemplo de la izquierda, o en todo caso de la Derecha americana y sus grasrrots. Ahora su crisis es inminente y si fuera inteligente haría una apuesta férrea por el desarrollo del activismo político. ¿Qué es el activismo?

El Fujimorismo tiene el problema que todos los que trabajan para él reciben algo a cambio, trabajo, poder, réditos; algo tangible. Tiene que cambiar esto y entregar intangibles, ideas. Y es el activismo el único método para hacerlo.

La consultoría profesional de activismo político no ha llegado aún al Perú. Goberna como compañía especializada en campañas ha intentado explicar que esta es una herramienta poderosa, pero el inmediatismo de los partidos políticos no ha permitido ver el poder que este recurso tiene en campaña electoral.

El activismo político tiene como principio el comprometer, activar y movilizar personas para la lucha por causas. Usa el factor ideológico como motor y la técnica de lucha blanda para arrinconar al enemigo en espacios políticos neutrales.

Sin lugar a duda, la cúpula fujimorista necesita aprender más del enemigo antes de juzgarlo; necesita calibrar sus derrotas y aprender que aún puede salvarse.

¿Quiere conocer más de Goberna, compañía líder en campañas electorales y poder político?.

Visite nuestro sitio web.

Roberto Bazán Ferrer
Gerente General de Goberna

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?